viernes, 24 de agosto de 2012

Saludo

A todos los que tengáis curiosidad por ver de qué va este blog, ¡bienvenidos y muchas gracias!, pero con tener curiosidad no basta, hay que hacer un poquito más.

Estamos inmersos en la ayuda al mundo de la infancia local, aunque eso creo que ya lo sabéis porque antes de entrar aquí, con toda seguridad habréis pasado por la página web de la Fundación, pero necesitamos ayuda de cuantos más mejor.

Y esa ayuda nos la podréis prestar de dos maneras: La primera es divulgando este blog, con vistas no solamente de dar a conocer la existencia de la Fundación Margarita Bocio y su labor, sino tratando de aportar casos en los que la ayuda se haga necesaria. Estudiaremos todos los casos que nos queráis aportar y tened la seguridad de que, en la medida de nuestras posibilidades, serán atendidos.

La segunda es haciendo algún tipo de aportación económica. Desengañémonos, nuestras disponibilidades son limitadas, pero entre todos lo podemos solucionar. Se pueden hacer aportaciones de forma periódica, mensual, trimestral, semestral o anual, y también de forma esporádica, sin ningún compromiso de continuidad. ¿Cantidades? La que queráis, cada uno según su voluntad y disponibilidad. ¡No os preocupéis!, estamos preparados para recibir cualquier cosa y de cualquier manera.

Bueno la forma también, quizás, hay que explicarla. Podéis entrar en la página web y suscribir un compromiso periódico, ordenar una transferencia de forma esporádica (allí tenéis el número de cuenta) o simplemente, enviando un e-mail y diciendo lo que os parezca. El resto correrá de nuestra cuenta.

De entrada os invito a que hagáis extensivo este blog y lo compartáis con todas vuestras direcciones. Cuantos más seamos, más fácil será alcanzar las metas más ambiciosas. Y tener en cuenta que en estos momentos en los que las ayudas oficiales, prácticamente, han desaparecido se hace más imprescindible poder acudir allá donde se nos requiera.

Gracias por vuestra comprensión y espero poder hacerlas extensivas a vuestra generosidad.

jueves, 23 de agosto de 2012

Presentación

Los niños son, simultáneamente, el recurso más valioso y más vulnerable del mundo. Ellos son nuestro futuro. Pero, a pesar de ello, son los seres que disfrutan de menores ventajas y que están menos capacitados para protegerse a sí mismos y determinar su futuro.
(James P. Grant, Director Ejecutivo de Unicef)
 
Con la inspiración de estas palabras, la Fundación Margarita Bocio ha sido creada para prestar cuanta ayuda sea posible al mayor número de desfavorecidos del mundo de la infancia más próximo. Por ello el Patronato de la Fundación estudiará todas las solicitudes que lleguen a su conocimiento y tengan que ver con el mundo de la infancia.

Se pretende priorizar este apoyo a un entorno cercano, con la esperanza de que, con la ayuda de cuantos conozcan este proyecto, se pueda ampliar el círculo de acción y llegar hasta donde Dios y nuestras fuerzas nos lo permitan.
Margarita Bocio Esta fundación lleva el nombre de Margarita Bocio que fue una buena persona. Una buena persona que fue víctima de una mala praxis médica.

Su marido y sus hijos se propusieron que esa muerte no quedara en una muerte absurda y sin sentido. Solicitaron un análisis del error cometido con vistas a incorporar los controles necesarios para evitar, en lo humanamente posible, una repetición. No lo consiguieron y tuvieron que acudir a una reclamación judicial que ha desembocado en un fallo favorable.

La indemnización obtenida se ha destinado a esta Fundación privada en su memoria y a modo de homenaje.